Nunca pensé en suelos de vinilo

Nada más entrar por la puerta de casa, el cálido suelo de vinilo te invita a descalzarte.